Círugía refractiva

Ya no tiene que usar lentes gruesos, sufrir con sus lentes de contacto o tener problemas a la hora de practicar su deporte favorito.

La cirugía refractiva es usada para corregir la Miopía, el Astigmatismo y la Hipermetropía.

Tradicionalmente en esta cirugía se efectuaban cortes en la cornea con un bisturí de diamante, pero con el advenimiento del Láser Excimer el panorama ha cambiado radicalmente ya que se pueden hacer correcciones mucho mas exactas y de graduaciones mayores.

Con el LASER EXCIMER ya no se hacen cortes en la cornea, sino que se efectúa un “moldeo” y la penetración no llega mas allá de un 10% del espesor de la cornea (con la keratotomia radial se penetraba hasta un 95%) y por lo tanto el traumatismo quirúrgico para el ojo es mínimo. El procedimiento se conoce como FOTOQUERATECTOMIA REFRACTIVA CON EXCIMER LASER y su duración es de 20 a 30 segundos por ojo.

Cuando la Fotoqueratectomia se asocia con QUERATOMILESIS IN SITU (LASIK) no es necesario vender los ojos y generalmente a la semana los pacientes pueden reincorporarse a sus labores. La recuperación visual es progresiva y como toda cirugía el resultado final se obtiene después de tres meses.

Con el LASER EXCIMER las posibilidades de complicaciones se reducen al mínimo y los resultados son superiores a los procedimientos antiguos.

Es importante señalar que a pesar de la exactitud del Láser Excimer existen factores personales en cada paciente, que puede hacer variar el resultado final de la corrección.

Definitivamente el presente y futuro de la cirugía refractiva esta centrada en el LASER EXCIMER.

Patrocinadores:

patrocinador