RINOPATÍA DIABÉTICA


Esta es la causa más común de ceguera en la población productiva, es la mayor causa de ceguera legal en los países desarrollados. La diabetes afecta la circulación microvascular de la retina, esto no se ve en otros órganos, estos cambios llevan a hemorragias en la retina y el vítreo.

La Rinopatia Diabética se clasifica dependiendo de su estado, siendo la Retinopatía de fondo la que produce cambios en la retina que no comprometen la visión y la Rinopatia Proliferativa el estado mas severo con compromiso de la visión, incluso hasta llegar a la ceguera 70% de estos ojos llegan a ser totalmente ciegos en menos de cinco años.

La Retinopatía aparece después de varios años de padecer diabetes, 25% de los pacientes con diabetes juvenil o tipo I, presentaran rinopatia después de 10 años de enfermedad; en la diabetes del adulto o tipo II la rinopatia y el daño en la macula es de aparición mas temprana, después de 10 años mas de un 50% de los pacientes la presentaran.

Existen evidencias claras que un buen control del azúcar en la sangre (glicemias) disminuye y retarda la aparición de la rinopatia (menos de 120 Mg.).

Además del examen oftalmológico es recomendable hacer un estudio de la circulación en la retina que se llama Angiografía Fluoresceinita (AGF).

El Tratamiento de la Rinopatia Diabética es la foto coagulación con láser. Este debe ser dado tempranamente, cuando la visión aun es buena. En casos severos puede necesitarse de cirugía (vitrectomia, endofotocoagulacion, etc.)

Todo paciente diabético debe ser examinado por un oftalmólogo para revisar la retina bajo dilatación de las pupilas. Los diabéticos tipos I deben ser examinados antes de los primeros 5 años de evolución de la enfermedad. En el diabético tipo II, al momento de ser diagnosticado por el medico internista y /o endocrilogo.

La diabetes también da otros cambios importantes en el ojo, acelera la aparición de cataratas, predisposición a infecciones y glaucoma.

Patrocinadores:

patrocinador